9 de agosto de 2011

Hoy es siempre




Ha tocado resurgir. Ya he cumplido veinticuatro, que se dice pronto. A veces tengo miedo de morir más que nada. Más que ganas de seguir luchando, ya saben. Igual la lucha a veces no tiene sentido, qué sé yo...
No obstante, la vida no ha hecho más que comenzar. Se abre una nueva etapa ante mí. Por eso vuelvo al negro, como Amy, siempre como Amy. Por eso vuelvo a las líneas limpias, al diseño simple. Al pudor expuesto. Es lo que tocaba: buscar la experiencia y darlo forma para vestirla de poesía. Prosperar. Crear.
Me voy a Madrid, chicos. Lo haré a lo loco, sin buscar impulso, pero sin paracaídas, con un sueño en la libreta. La maravillosa historia de un mundo poblado por niños, por fantasmas y por miedos: Queridos niños.
Luego, Dios dirá.


Esto es mi bienvenida.

2 comentarios:

  1. Pues yo te apoyo en tu aventura. Después de todo si no te tiras no sabrás más de lo que sabes ahora, así que siempre ganas si te tiras (ojo, no de un cuarto si no a la piscina).

    Lo que me encanta ver es gente joven repleta de energia y de proyectos, sentir que mis intentos en su dia no fueron en vano porque siempre vendrá gente más joven para seguir soñando.

    En fin, a Madrid sea dicho... y Felicidades de nuevo.

    Yas

    ResponderEliminar