18 de abril de 2011

EREMOPHOBIA

dirán
que estaba loco en esa habitación tan roja
donde parecía todo resumirse al minutero
donde nada entraba ni salía
que no pudo aguantar su suerte de soledad
                                          extrema
de desesperanza pura en un mundo desbordado
dirán que saltó por la ventana por propia voluntad
y yo diré
nunca, nunca hagan juicios ligeros
el chico saltó por una razón bien simple
sabía que moriría, que se haría confeti contra el suelo
que no volvería a abrir los ojos
sabía que en el momento en que alguien pasara
se quedarían con él, lo tocarían,
le abrazarían
sabía que
los cementerios son el lugar menos deshabitado del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada