11 de noviembre de 2011

poetry_for_sale

bomba hombre

no sé decir adiós
como tampoco sé decir te quiero
pesa más la aguja muda
del requiebro del cobarde
he aprendido a atarme los cordones solo.
me has dicho que el amor
era una llamada de auxilio
a las tres de la mañana
un bungalow dividido_tú conduces_yo cocino
la paz fluida en la cama
segundos después del orgasmo
que quince años más tarde aún lleve
aquí tu foto, en la cartera.
he regado las macetas cada día,
he cumplido mi palabra
tal vez debiera decidirme
y arrancar las hojas del calendario
que estalle de una vez tu sombra en la pared desnuda
y lo haga t o d o t r i z a s
aquí tu foto
aquí mi polla
aquí el deseo
aquí nuestro primer contrato
aquí el peluche
aquí un vecino que pregunta
¿a qué viene tanta caja?
-No es nada, verá usted, me mudo a Barcelona.
Suerte en la vida.



Desde que vivo aquí no pienso en ella.
Casi dejo que los días se resuman a otra promesa,
a otro nudo en el estómago.
Soy mejor y soy más libre;
he hecho añicos las cadenas que ataban
nuestras muñecas desgastadas.
Desde que vivo aquí ella piensa en mí
lo sé, porque a veces se me nublan los oídos
porque a veces su reflejo en el espejo
porque a veces llaman al teléfono
y no hay voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada