8 de diciembre de 2012

Luceros clausurados: Adrián Froufe



Nombre: Adrián Froufe

Edad: 27

Ocupación: Diseñador de producto

¿Qué haces ahora mismo? 
Acabo de terminar un máster en la Scuola Politecnica di Design (Milán) y estoy haciendo prácticas en el estudio Inoda+Sveje. Además, intento, dentro de lo que se puede y más con la situación en la que vivimos, sacar adelante mis proyectos personales y hacer trabajos como freelance.

¿Dónde vives? 
Ahora mismo en Milán.



¿Te dedicas a la creación? ¿Qué te ha llevado a ello? 
Sí. Pues la verdad es que empecé estudiando Historia, pero siempre me había atraído el diseño, en su más amplio espectro. Así fue como empecé estudiando Diseño Gráfico para dar luego el salto al Diseño de Producto, que estudié en Madrid y, tras ello, aquí en Milán.


¿Crees que lo que haces es importante?
¡Totalmente! Por un lado creo que crear, como tal, sea lo que sea, es importante tanto en lo personal como en lo social. Más allá de eso, creo que en concreto el diseño debe siempre cumplir una función para la comunidad, entendiendo como comunidad tanto a la gente que nos rodea como a la que nunca conoceremos. Por lo tanto, sí, todo lo que implique un bien general es importante.



¿A quién admiras? ¿Por qué? 
Pues más allá de clásicos héroes que lo dieron por defender los valores en los que creían, como pudiera ser Ernesto Che Guevara o María de Pacheco; a día de hoy, la gente que con todas las trabas económicas y sociales que nos están poniendo consigue sacar adelante sus vidas y las de sus familias.

¿Te cuidas de algún modo? 
Sí, o al menos lo intento. Voy al gimnasio varias veces a la semana. Por un lado me sirve para cuidarme, como bien preguntas, pero también para desconectar. Esa hora larga que echo en el gimnasio me ayuda a relajarme.

¿Crees en el amor? 
Sí. ¿Cómo no? Si no se ama, algo te falta. Pero el amor puede estar referido a múltiples cosas, no solo a una persona. Amo lugares, músicas, sensaciones…


¿Y en Dios? 
No. Ya no en el dios cristiano; sino en la mera idea de que tenga que existir "algo" por encima nuestro. Me da hasta grima; creo que denota una gran inseguridad en nosotros mismos, lo cual nos hace mirar a otro lado buscando respuesta.



¿Me recomiendas un libro, una película y un disco de música? 
En cuanto a libro me decantaría por la segunda parte de 'Trainspotting'; 'Porno', de Irvine Welsh. Una película, 'La meglio gioventu',  de Marco Tullio Giordana. En cuanto a música está complicado; te recomendaría millones, pero puestos a elegir, 'Devant le miroir' de Dernière Volonté.

Viajemos en el tiempo. ¿Cómo será tu vida en diez años? 
No estando atado a ningún lugar, viviendo de lo que me gusta hacer, siendo mi propio jefe y estando bien cerca de altas montañas.

¿Consumes algún tipo de sustancia estimulante (alcohol, drogas)? Fumo tabaco, bebo cuando salgo de noche y desde un tiempo a esta parte funciono a ritmo de té.

¿Qué es lo más bonito que te ha pasado? 
Pues la verdad es que conocer a "esos cuantos" que esté donde esté puedo considerar mi gente, mis amigos o mi familia. La gente que nunca te falla.



¿Y lo más triste? 
El fallecimiento de mi abuela; así como distanciarme de gente que me importaba bastante.

¿Quiénes son tus artistas preferidos? 
En cuanto a diseño no me puedo decantar por diseñadores "favoritos", sino por piezas en concreto. Elegir una es difícil, pero seré demasiado tópico y diré la Rocking Chair de los Eames. Aunque últimamente estoy obsesionado y maravillado con los hachas que hace la gente de BestMade. A ver si nos leen estas líneas y se lanzan a contratarme jajajaja. Y por salirme de "mi campo", me encantan los pintores de la Hermandad Prerrafaelita como Millais o James Collinson.



¿De qué te arrepientes? 
De no sacar muchas veces más provecho de mi tiempo por lo poco constante que puedo llegar a ser. 



Tu relación con la política, si la tuvieras… 
Pues total. He estado involucrado en movimientos sociales desde los 14 años; y ahora, por circunstancias, mi participación es mucho menos activa, pero intento estar informado de todo lo que se cuece. Creo que como ser que vive en sociedad es mi deber aportar todo lo posible para cambiarla y mejorarla.

Los jóvenes de hoy en día… ¿qué? 
De todo hay como en botica, como ha pasado siempre. Es un error eso que dice mucha gente de "los jóvenes de hoy en día son unos vagos que no saben lo que el realmente la vida". Los jóvenes de ahora son como los de antes y como serán los del futuro; una masa heterogénea con individuos maravillosos y otros que no merecen la pena ni conocer.



Va, cuéntanos, ¿en qué estás trabajando? 
Pues más allá de buscarme un poco las castañas para cuando termine las prácticas que estoy realizando, estoy rediseñando un taburete que hice hace un tiempo y que tengo pensado autoproducir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada